Dolores de cabeza en oto?o

Normalmente, cuando se cambia de estaciones, sobre todo de invierno a primavera y de verano a oto?o, hay muchas personas que sufren de dolores de cabeza que no tienen ning?n origen de enfermedad sino que de repente se encuentran mal y les duele la cabeza.

A veces esos dolores no son más que punzadas, como si el corazón se hubiera alojado en el cerebro y no pudieras pensar o quitarte de encima ese sonido haciendo que se convierta en algo que no puedes soportar.

Los dolores de cabeza en esas estaciones son comunes porque, como el tiempo, al cambiar y aclimatarse nuestro cuerpo, hace que la mente y el propio organismo reaccione, unas veces mejor y otras peor. Tambión el hecho de que no se descanse bien, no se coma adecuadamente o no se haga ejercicio puede hacer que desemboque en un ataque de dolor de cabeza.

Incluso hay casos en los que, simplemente por tener que hacer algo que no gusta, el dolor de cabeza es inmediato,una respuesta a algo que no queremos hacer o que no nos sacamos de la mente.

En cuanto a la forma de llevarlo pues con paciencia y tranquilidad. Cuando duele la cabeza lo mejor es relajarse un poco, dejar de pensar. A veces, si se cierran los ojos, ayuda, aunque otras lo que nos hace es tener mareos. Y, por supuesto, alguna que otra pastilla para la cabeza no viene mal (pero sólo si no podemos más).

Enfermedades que pueden complicar la Gripe A

Sobre la Gripe A hay mucha información, a veces demasiada, que hace que muchos piensen que es muy fácil contraerla y que puede ir a peor, quiz?s porque nosotros mismos nos sugestionamos.

Es cierto que la Gripe A es una enfermedad importante por la que han muerto muchas personas, pero también de la gripe normal lo que pasa es que esos datos nunca han salido porque no se ven importantes.

Según el Ministerio de Salud, hay ciertos casos en los que la enfermedad puede ser más complicada de tratar. Por supuesto que habr? más casos pero las complicaciones pueden presentarse en:

  • Enfermedades del corazón (excepto hipertensión)
  • Enfermedades respiratorias cr?nicas.
  • Diabetes en tratamiento con f?rmacos.
  • Insuficiencia renal moderada- grave.
  • Enfermedades de la sangre como hemoglobinopat?as o anemia si son moderadas o graves.
  • Personas sin bazo.
  • Enfermedades hep?ticas cr?nicas avanzadas.
  • Enfermedades neuromusculares graves.
  • Inmunosupresión (incluida la del VIH-SIDA, los ni?os en tratamiento con c?ncer en su domicilio, las producidas por f?rmacos o la de las personas trasplantadas)
  • Obesidad m?rbida (?ndice de masa corporal de 40 o más. Se calcula dividiendo el peso, en kilogramos, entre la altura, en metros, al cuadrado)
  • Los menores de 18 años que reciben tratamiento prolongado con ?cido acetilsalic?lico (aspirina)
  • Las embarazadas ya que durante el embarazo el sistema inmune esté disminuido de manera natural, por eso hay más posibilidad de tener gripe y desarrollar complicaciones.

Vacunas contra la Gripe A

Ya sabes que, en España, se esté esperando la vacuna contra la gripe A que debería darse dentro de unas semanas o meses, por lo que es muy normal que la gente empiece a preguntar por ella.

En Estados unidos la vacuna ha empezado a circular a principios de octubre y, por lo que se ve, no ha habido aún ninguna noticia acerca de su validez o no por lo que, dentro de lo que cabe, estamos seguros.

Sin embargo, también se ha distribuido un medicamento, un aerosol FluMist aprobado para personas de 2 a 49 años aunque no se muy bien si funciona o no tanto como la vacuna ya que por lo que parece es esto lo que están dando ahora para todos aquellos que quieran y están sanos (es decir, no sean del grupo de riesgo). Esa medicación se basa en el virus AH1N1 vivo y debilitado mientras que la vacuna, que llegar? en unos meses, contendr? el mismo virus, pero muerto.

Ahora habr?a que ver si es mejor un virus vivo que puede mutar que uno muerto (que también puede provocar destrozos).

Medidas contra la Gripe A

Es posible que, en tu trabajo, ya te hayas encontrado en alguna ocasión con que uno de tus compa?eros tiene un resfriado o una gripe y, claro, has temido lo peor, es algo que nos puede pasar a todos y que es normal tener miedo, más que nada por todo lo malo que se cuenta en las noticias.

Sin embargo, también hay una serie de medidas que puedes llevar a cabo para intentar no contagiarte de la Gripe A. No es que vayas a ser inmune pero, al menos, s? que tendr? más dificultades para entrar en tu cuerpo.

Entre las medidas que te comentamos están:

  • Cubra su boca y nariz al toser y estornudar con pa?uelos de papel y t?relos a la basura.
  • Si no tiene pa?uelo de papel, tosa y estornude sobre la manga de su camisa para no contaminarse las manos.
  • Evite tocarse con las manos los ojos, la nariz o la boca.
  • L?vese las manos frecuentemente con jab?n (durante 15-20 segundos), y sobre todo después de toser o estornudar.
  • No comparta objetos personales, de higiene o aseo (vasos, toallas?).
  • Ventile diariamente la casa, habitaciones y espacios comunes.
  • Limpie con frecuencia las superficies y objetos de uso com?n con productos de limpieza habituales (ropa, vajilla, encimeras, baño, pomos, juguetes, tel?fonos?).

Mucha higiene no es buena

?

A lo largo de los años, la higiene corporal y la higiene en general han sufrido muchas modificaciones y se han cambiado muchas formas de higiene para llegar a tener una vida más sana pero, según varios pediatras de la Universidad de Michigan (y muchos pediatras, incluso el que t? puedes visitar para los controles de tus hijos), dicen que la higiene, el exceso de la misma, no es tan bueno como parece.

Te ponemos un ejemplo que les suele dar a todos los ni?os peque?os. Cuando somos muy conscientes de la higiene y ponemos muchas precauciones en la misma y en mantener limpio a nuestro hijo, quiz?s en realidad lo que estamos haciendo es algo no tan bueno porque puede ocurrir que el ni?o no llegue a desarrollar una serie de anticuerpos normales, leves, por así decirlo, y con ello lo que provocamos es que tenga alergia, a la larga, lo que puede ser perjudicial.

Con esto no nos referimos a que no tengas limpio a tus hijos, es sólo que no debes agobiarte demasiado con la higiene; pero piensa en cómo viv?an tus padres, y la salud que tienen. Si nosotros dejamos que un ni?o viva, con sus pro y sus contras, quiz?s conseguiremos que siempre esté sano porque ha sabido combatir los g?rmenes que hay en el ambiente.

Alimentos que previenen el c?ncer

Tu alimentación es el factor más determinante para reducir las probabilidades de desarrollar c?ncer. Muchos estudios han encontrado que la gente con c?ncer tiene bajas cantidades de antioxidantes. En las vitaminas, minerales y alimentos enteros existen antioxidantes que previenen o neutralizan los radicales libres, protegiendo a las c?lulas contra sus daños.

El Intenational Cancer Prevention Institute ha publicado el libro “Ya puedes prevenir el c?ncer”, en el cual destaca que existen 14 elementos y alimentos que son grandes preventores del c?ncer:

Vitaminas

Reducen el riesgo de c?ncer de: boca, bronquios, cervix, colon, es?fago, estémago, mama, ovario, piel, pr?stata y pulm?n.
Se encuentran principalmente en: frutas, c?tricos, verduras, vegetales verdes, leguminosas, nueces, salvado y germen de trigo, l?cteos, huevo, h?gado y pescados azules o grasos.

Minerales

Reducen el riesgo de c?ncer de: colon, es?fago, estémago, h?gado, mama, pr?stata y pulm?n.
Se encuentran principalmente en: frutos c?tricos, vegetales verdes, ajo, cebolla, leguminosas, nueces, granos enteros, germen de trigo, soya, pescados, mariscos, aves, carnes bajas en grasa, l?cteos, huevo e h?gado.

Licopeno

Reduce el riesgo de c?ncer de: pulm?n, pr?stata, estémago, colon, recto, boca, piel, matriz, mama, es?fago, faringe y p?ncreas.
Se encuentra principalmente en: jitomate (entero, salsa, jugo), sandía, toronja, chabacano, guayaba y papaya. Para obtener su beneficio debes consumirlo diariamente.

Betacaroteno

Reduce el riesgo de c?ncer de: pulm?n, estémago, mama y ?tero.
Se encuentra principalmente en: zanahoria, pimiento rojo, br?coli, espinaca, col, mel?n, chabacano, naranja, durazno, mandarina, haba, ma?z y yema de huevo.

Sulforafano

Reduce el riesgo de c?ncer de: colon, mama, estémago.
Se encuentra principalmente en: br?coli, berro, col, coliflor, col de Bruselas, r?bano, nabo.

Alimentos que previenen el c?ncer (II)

?

?cidos grasos Omega-3

Reducen el riesgo de c?ncer de: mama, pr?stata, colon y piel.
Se encuentran principalmente en: pescados azules o grasos (at?n, salm?n, sardina, anguila, arenque, caballa, trucha, hipogloso y bacalao).

Soya

Reduce el riesgo de c?ncer de: mama y pr?stata.
Cómo act?a: Sustituye los alimentos comunes con alimentos de soya como frijol de soya, tofu, sopa de miso, leche de soya, polvo de prote?na de soya y yogurt de soya.

Fibra

Reduce el riesgo de c?ncer de: colon y mama.
Se encuentra principalmente en: casi todas las frutas y verduras, granos enteros, salvado de trigo, leguminosas (habas, ch?charos, lentejas, etc.).

T? verde

Reduce el riesgo de c?ncer de: pulm?n, estémago, boca, es?fago, piel y pr?stata.
Cómo act?a: Es un poderoso preventivo del c?ncer porque contiene una gran cantidad de antioxidantes. Para obtener sus máximos beneficios es recomendable hervirlo por lo menos 5 minutos y tomar de 3 a 6 tazas diarias de t? verde.

Vino tinto

Reduce el riesgo de c?ncer de: piel, mama y tiroides.
Cómo act?a: Es muy saludable pero en cantidades moderadas (de una a dos copas por día), pues el exceso en el consumo de alcohol en general aumenta el riesgo de desarrollar ciertos tipos de c?ncer.

Riesgos de la cafe?na durante el embarazo

El consumo de cafe?na durante el embarazo es un riesgo para el crecimiento del feto. A esta conclusión se llega en un art?culo publicado online en el Bristish Medical Journal por el CARE Study Group de la Universidad de Leicester (Reino Unido).

El objetivo de la investigación, de car?cter prospectivo, ha sido examinar la asociación entre el consumo maternal de cafe?na y la disminución del crecimiento fetal.

Han participado en el estudio las unidades de maternidad de dos grandes hospitales del Reino Unido. Las participantes han sido 2.635 mujeres embarazadas, con gestaciones de bajo riesgo, reclutadas entre la 8? y la 12? semana del embarazo.

El consumo total de cafe?na de cada participante, aportada por cualquiera fuente, fue cuantificado desde 4 semanas antes de la concepción y a través del embarazo.

El resultado ha sido que el consumo de cafe?na a lo largo del embarazo se asocia con un incremento del riesgo de que se produzca una restricción en el crecimiento del feto. El umbral de cafe?na consumida a partir del cual esta asociación es significativa no ha podido ser determinado, aunque los datos de los autores confirman que esta asociación se reduce en aquellas mujeres en las que consumen menos de 100 mg/día.

Desde el punto de vista práctico, el consejo, derivado de estos hallazgos es claro: Las mujeres que contemplan quedar embarazadas deben eliminar o reducir el consumo de cafe?na, sea cual sea la fuente, desde antes de la concepción. Una vez que el embarazo ha sido confirmado, deben hacer todos esfuerzos posibles para no consumir cafe?na o reducir su consumo.

Relación entre el Ruido y la Hipertensión

Un estudio de la Universidad sueca de Lund encuentra que el riesgo de desarrollar hipertensión arterial aumenta con la exposición diaria media a un ruido ambiental de 60 decibelios, lo que le sucede a 1 de cada 4 personas en la Europa occidental.

La relación entre ruido ambiental excesivo e hipertensión arterial se establecer?a a través de un estado de estrés en el que también intervendr?an los trastornos del sue?o provocados por el ruido.

Los investigadores suecos analizaron las respuestas dadas a las preguntas incluidas en unos cuestionarios por unos 28.000 ciudadanos suecos, así como el ruido ambiental provocado por el tr?fico de dichas autov?as o autopistas. Cuando el ruido sobrepasaba los 60 decibelios el riesgo de hipertensión arterial era superior al 25%.

Por encima de los 65 decibelios el riesgo superaba al 90%, aunque los autores advierten que, dado el escaso n?mero de las personas incluidas en este grupo, el resultado no es significativo.

Por otra parte, esta relación entre ruido de tr?fico e hipertensión arterial no es tan evidente en las personas mayores de 60 años.? Para?los estudioso,?el hallazgo de los investigadores corresponde a una una asociación y no a una relación causal.

Cómo evitar la obesidad

En primer lugar, se deben reeducar los h?bitos alimentarios, aumentar la actividad física y evitar el sedentarismo, estas son algunas de las indicaciones que te aconsejamos para prevenir la obesidad.

Se entiende por obesidad un aumento del peso corporal por encima de un 15% de su valor normal, debido fundamentalmente a un incremento de la grasa corporal. Es actualmente la enfermedad metab?lica cr?nica más prevalente en los pa?ses industrializados.

En la aparición de la obesidad intervienen diversos factores: genéticos, hormonales y ambientales. El grado de obesidad se calcula con el ?ndice de Masa Corporal (IMC), que relaciona el peso actual del individuo en Kg con la talla expresada en metros al cuadrado:
IMC = peso actual (Kg) / talla2 (m)

Normalidad entre 20-24,9; entre 25-29,9 obesidad grado I (sobrepeso); entre 30-34,9 obesidad grado II; entre 35-39,9 obesidad grado III; >40 obesidad grado IV.

El tratamiento de la obesidad debe ser individualizado y controlado por un especialista, pero podemos decir que consiste en modificar o reeducar los h?bitos alimentarios, aumentar la actividad física y evitar el sedentarismo. En algunos casos es necesario el uso de f?rmacos, siempre bajo prescripción m?dica.