Riesgos de un Día de Playa

 

Es verano y el calor aprieta, pero además según las informaciones meteorológicas parece que este año de nuevo se pueden batir records de temperatura en algunas regiones de España, así que lo que en un principio puede parecer un día normal de playa puede tener más peligros de los que imaginamos

Ojo que no es una alarma social ni mucho menos, simplemente es que a veces cuando estamos relajados bajamos las alertas y ese es en realidad el riesgo principal. En verano los que deciden acudir a destinos playeros deben saber que el sol es el principal enemigo para nuestra piel. Es obligatorio el ponerse protección solar y UVA para evitar quemarse por un lado y también para evitar en lo posible la aparición del melanoma o cáncer de piel.

Por otro lado está la humedad y el calor, cuando estamos en la playa normalmente la humedad es un poco más alta que en destinos de interior, por ello la sensación de calor acostumbra a ser mucho más alta, en estos casos nos deshidratamos mucho más rápido que en otras épocas del año así que siempre es bueno tener una botella de agua fresquita para hidratarse cada hora u hora y media. Los que prefieren el chiringuito playero ojo con las cervezas y el alcohol en general que no es muy bueno beber alcohol con tanto calor. Aunque ingerimos líquido el alcohol provoca que nos deshidratemos con más facilidad.

Evitemos comer mucho y pesado, si por ejemplo nos tomamos una paella, mejor hacer un entrante ligero como una ensalada fresquita, las digestiones con calor se pasan peor, hay que dejar reposar la comida antes de hacer ninguna actividad física, pues un corte de digestión puede sorprendernos en cualquier momento.

Los aires acondicionados, los cuales son aliados en muchas casas, coches y comercios en general hay que vigilarlos y no bajar la temperatura de forma extrema, se trata de que el termostato del aire no está más de 8ºC por debajo de la temperatura ambiente, de esta manera evitaremos los resfriados veraniegos.

Bueno esto son pequeños consejos que casi nunca seguimos cuando estamos de vacaciones, pero no está de más tenerlos presentes en nuestros pensamientos

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *