Peligros de un Cuerpo 10

Toda la sociedad suele ser igual. Es normal que, después de ver miles de anuncios, de pel?culas, de series, etc. donde salen mujeres (y hombres) con un cuerpo exuberante donde nos hacen “babear” por sus huesos y nos gustar?a poder estar al lado de esa persona, lo que más ansiamos es el hecho de poder ser iguales que ese o esa y así conseguir que otros también nos acepten y, por qué no, también nos deseen.

A menudo una de las causas de los trastornos alimenticios se debe a esto, a querer ser delgado, a tener unas curvas incre?bles y así gustar a la gente. Sin embargo, lo que se nos mete en la cabeza es el hecho de que las personas son como son, altas, bajas, gordas o delgadas y que no por ello quiere decir que no lleven una vida sana ni mucho menos que no sean queridas.

A veces hay que mirar un poco dentro de uno mismo que es lo que verdaderamente importa. Las personas, con el paso de los años, vamos perdiendo nuestro físico y lo que realmente queda es nuestro interior, nuestra personalidad, que es la que tenemos que cuidar de verdad.

Si sólo queremos un cuerpo 10 es posible que lo consigamos con esfuerzo, dietas y ejercicio pero… ?Realmente eso da la felicidad o es una manera de aceptación por parte de la sociedad?

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *