Mieloterapia: Todos los Beneficios de la Miel en nuestra Piel

La Mieloterápia es una técnica donde se utiliza la miel pura de abeja para esparcirla en nuestra piel y conseguir diferentes resultados. Esta técnica es ancestral, aplicada desde hace mucho tiempo, ya se utilizada en la época romana por las mujeres después de haber estado bañándose en las termas. Su fin era conseguir dar más brillo y tersura a la piel aprovechando las propiedades que tiene este manjar de dioses como es la miel.

 

 

La miel es un alimento, que sin duda alguna llama a nuestros sentidos, sobre todo el gusto. La Mieloterápia es la fórmula perfecta para que nuestra piel se refresque en sus capas superiores gracias a las propiedades calmantes de la miel, pero no solo eso sino que además debido a los azúcares naturales de la miel, cuando llega el momento de retirar el producto, se torna en un exfoliante natural perfecto.

La aplicación de esta técnica se realiza haciendo una envoltura del cuerpo con dicho producto. No cabe decir que este tratamiento de Mieloterápia siempre debe ser realizado por un profesional de estética que conozca a la perfección la técnica y todas sus peculiaridades, para de esta forma aprovechar el tratamiento en todo su capacidad.

 

¿Cómo aplicar un tratamiento de Mieloterápia?

Lo primero a realizar es aplicar la miel azucarada sobre nuestra piel a la vez que se realiza un masaje con energía para relajar la musculatura del cuerpo y así extender bien la miel en toda la superficie de la piel relajada.

Seguidamente deberemos retirar toda la miel, de esta forma haremos también una exfoliación de las zonas aplicadas, y completaremos el masaje de relajación. Para retirar la miel, lo más recomendado es utilizar una toalla mojada en agua tibia.

Posteriormente es cuando realmente empieza el tratamiento efectivo, los pasos anteriores eran preparatorios pero necesarios. Lo primero ahora será envolver a la persona en miel y ponerle una sábana de plástico que cubra las diferentes zonas de tratamiento, dejaremos actuar unos 20 minutos. En este espacio de tiempo es recomendable estar en un estado de vacío y relajación, para ello se puede hacer uno de la música, inciensos aromáticos y otras técnicas de relajación ambiental.

Tras pasar los 20 minutos procederemos a retirar la sábana y nos dedicaremos a proporcionar un masaje al cuerpo durante una media hora, con aceites esenciales de vainilla, de manera que el masaje sea mucho más placentero y con una textura mucho más suave.

Finalmente retiraremos todo el producto de nuevo, la miel y los aceites de masaje, con una toallita húmeda en agua tibia o bien con una buena ducha de agua caliente.

Este tratamiento unido a los masajes dejarán como nueva a la clienta, además de permitirle tener una piel mucho más tersa y brillante.

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. la mieloterapia me ha parecido muy buen tratamiento porque me ha dejadoO LA PIEL MUY SUAVECITA Y BONITA , REALMENTE FUNCIONA, SE debe procurar encontrar un sitio donde apliquen miel legitima de abejas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *