Adelgaze tomando Leche por las ma?anas

?Sab?as que los que?tomen leche descremada a la hora del desayuno permite que no tengas mucho apetito a la hora del almuerzo. Esto sugiere un nuevo estudio publicado en la edición de julio del American Journal of Clinical Nutrition.

Y es que investigadores en Australia encontraron que tomar leche descremada en la ma?ana ayud? a aumentar la saciedad, o sensación de llenura, y provoc? un descenso en el consumo de calorías en la siguiente comida, comparado con aquellos que tomaron una bebida de fruta.

Asimismo, los consumidores de leche comieron alrededor de 50 calorías menos (o cerca de 9 por ciento menos comida) en el almuerzo. Los investigadores encontraron que los adultos que bebieron leche reportaron sentirse más llenos, más satisfechos y por lo tanto consumieron menos calorías en el almuerzo.

Los investigadores sospechan que el contenido de prote?na de la leche (que provee un 16 por ciento del valor diario por vaso), la lactosa (el azúcar natural en la leche) o simplemente la condición espesa de la bebida puede jugar un papel en los beneficios de saciedad.

Entonces, ellos sugieren que seleccionar alimentos que puedan ayudar a aumentar la saciedad es un importante factor de éxito en cualquier plan de manejo del peso, y?están cada vez más enfocados en peque?os cambios de comportamiento que puedan hacer una gran diferencia cuando se trata de mantener un peso saludable.

Leche para Reducir el Apetito

Aunque parezca incre?ble, beber un vaso de leche descremada en lugar de jugo de fruta durante el desayuno ayudar?a a las personas a sentirse más llenas hasta llegar al almuerzo. Estos resultados forman parte de un estudio de investigadores australianos que hicieron que 34 adultos con sobrepeso tomaran leche descremada y hallaron que los participantes generalmente se sent?an más satisfechos en la hora del almuerzo.

Se piensa?que las prote?nas de la leche sean más efectivas para satisfacer el apetito de las personas que los azúcares del jugo de fruta. Con esto se atudar?a a mantener el apetito de una persona bajo control cuando se usan en lugar de un producto más azucarado con cantidad similar de calorías.

Este estudio de dos días reuni? a personas?con sobrepeso con una semana de distancia. Un día los participantes consumieron en el desayuno una tostada con mermelada y un vaso de leche; el otro, una tostada con jugo de fruta.

En ambos casos, las personas luego recibieron el almuerzo, cuando se les pidi? que comieran hasta sentirse llenos. Tambión se analiz? su hambre antes del desayuno, en varios momentos de la ma?ana y después de almorzar.

En general, la investigación revel? que las personas sol?an sentirse más satisfechas después de consumir leche en el desayuno. Además, com?an un 8,5 por ciento menos de calorías en el almuerzo luego de ingerir el l?cteo a la ma?ana.