¿Qué es el M?todo Grinberg?

El M?todo Grinberg es un método educacional que enseña a través del cuerpo a romper los estados cr?nicos repetitivos a nivel: físico, emocional, mental. El M?todo Grinberg no sustituye ninguna terapia ni tratamiento médico, psicol?gico ni de ning?n tipo.

Es un método de educación del cuerpo cuyo objetivo es reducir el sufrimiento, ayudar a recuperar el bienestar y colaborar en el crecimiento personal. Ense?amos a ganar atención sobre nuestro cuerpo, a distinguir los esfuerzos inútiles que hacemos, cu?ndo los hacemos y cómo dejar de hacerlos.

?Y en qué se basa el método Grinberg? En la s?ntesis de muchas técnicas orientales y occidentales, reelaboradas en un método por Avi Grinberg, con el objeto de que las personas que lo aprendan puedan participar activamente en la obtención de su equilibrio y bienestar.

Se comienza con un diagn?stico de la persona a través de los pies y luego que la persona elige lo que quiere trabajar, se comienza las sesiones personales. En estas sesiones personales, mediante técnicas de tacto, movimiento, respiración, concentración, relajación y mediante instrucciones que da el practicante, se aprende a crear el efecto deseado.

Y ?En qué puede nos puede ayudar el método Grinberg? Aparte de los logros espec?ficos en cada persona, hay beneficios generales comunes a la mayoría de la gente que experimenta este método: aumento de energía y vitalidad, mayor nivel de concentración, mejor?a en el sue?o, estabilidad, apertura, flexibilidad, mejor?a en la digestión, tranquilidad y un mayor disfrute de la vida.

Es útil para dolores cr?nicos, estre?imiento, alergias, desequilibrios menstruales, poca concentración, para personas que estudian o trabajan bajo tensión y para personas que realizan actividades físicas o trabajo corporal y quieran disfrutar más de su vida. Tambión para provocar cambios en estados de ?nimo repetitivos (malhumor a la hora de levantarse, por ejemplo).

Beneficios del Yoga para los Ni?os

En ocasiones te hemos dicho, y seguiremos dicióndotelo, que el yoga es una manera muy saludable de intentar relajar nuestro cuerpo y permitir que los problemas y el estrés se aleje de nuestro organismo.

Sin embargo, nunca te hemos hablado de quión puede realizar yoga, ?verdad? Todos damos por supuesto que cualquier persona puede hacer yoga pero quiz?s no tengamos en nuestra mente la figura de un ni?o o una ni?a haciendo yoga, ?no es así?

Pues si, los ni?os también pueden practicar el yoga como parte de sus ejercicios para lograr liberar el cuerpo de tensiones ya que, aunque no lo creamos, ellos también tienen problemas y se sienten infelices en muchas ocasiones.

El yoga puede ayudarles a:

  • Relajarse y disminuir el estrés que tengan. Es cierto que los problemas van a seguir ah? pero cuando meditas los problemas se pueden llegar a ver con otros ojos.
  • El yoga ayuda en los estudios porque, al focalizarse sobre un punto en blanco, la mente esté más activa y despierta.
  • Mejora, por lo dicho anteriormente, la concentración y la atención.
  • As? mismo, y en relación con lo anterior, también se mejora la memoria y la imaginación de la mente.

Libro El Arte de Relajarse

En esta ocasión queremos recomendarte algunos libros y lecturas que pueden ayudarte en el camino de una vida saludable para que puedas hacer frente a la vida en general que llevamos a cabo.

Por eso, el libro que te recomendamos es “El arte de relajarse: para vivir sano y feliz liberando el cuerpo y el esp?ritu de toda tensión”, de Marcel Rouet.

El estresante mundo en el que nos hallamos inmersos hace necesario encontrar una manera de vida que permita contrarrestar con garant?as de éxito las tensiones, el estado de irritación y los nerviosismos que nos acucian a diario.

El sistema no puede ser otro que la relajación, pero lejos de pl?ticas filos?ficas, de discursos vac?os, hay que basarse en consejos prácticos y sencillos, adaptados a las necesidades cotidianas, con ejercicios especialmente pensados para poder ser puestos en práctica de forma sencilla, y que nos ayudar?n a vencer el estado nervioso precursor de tantos males y dolencias.

El autor nos facilita en gran medida cómo lograr el relax físico, el relax moral, cómo concentrarse, cómo dominarse; dominar la organización individual, el confort y el relax, etc. Este sencillo y práctico manual puede ayudara al lector en este cometido y que con este fin ponemos en sus mano.

Fuente: Agapea.

Ejercicios B?sicos de Meditación

El día a día en el mundo esté lleno de ajetreos que hacen que mucha gente sufra de estrés e incluso no se llegue a desconectar como es debido de las responsabilidades y problemas que cada día nos abordan. Todo ello perjudica a la salud del organismo que, cada vez más, se encuentra más cansado, no físicamente, sino mentalmente, lo que es mayor problema aún (aunque no nos lo parezca).

Por eso la meditación es algo que consigue relajar al más nervioso de todos. Pero para aprender a meditar hace falta tiempo y eso, a menudo, es algo imposible que nadie puede permitirse, ni econ?mica, ni en cuanto a tiempo.

Una forma básica de meditación s? podemos realizarla en nuestra casa. Es una meditación básica, por llamarla de alg?n modo, pero funciona al 100% para sentirte relajada. Lo primero que has de hacer es sentarte en la cama. No hace falta que cruces las piernas ni hagas nada extra, sólo sióntate como más te guste e intenta estar tranquila.

Ahora cierra los ojos e intenta no pensar en nada. Eso suele ser muy difácil porque siempre se nos viene a la cabeza algo así que, una forma de empezar con este ejercicio es focalizar todos nuestros esfuerzos en pensar en el color blanco. Lo mejor, mentalizar el color blanco en nuestra mente y hacer que ning?n otro pensamiento nos arrastre la idea del blanco.

Cuando lo hayamos conseguido nos daremos cuenta que estamos algo más relajados, que hemos conseguido, aunque se por 5 minutos, no pensar en nada más que en blanco.

Poco a poco podrás lograr dejar la mente totalmente libre y, en ese momento, es cuando has de fortalecer el resto de sentidos. Es decir, escuchar con la mente, oler con la mente y sentir con la mente. Expandir los sentidos para captar los movimientos y sensaciones y, sin necesidad de la vista, saber a qué pertenece cada cosa.