Beneficios del Salm?n

El Salm?n es el nombre com?n de varias especies de peces de la familia Salmonidae (las truchas pertenecen a la misma familia) y fue uno de los pescados más abundantes en Europa, Estados Unidos, Canad? y el Norte del Pac?fico durante el siglo pasado. Sin embargo, su población en estado salvaje ha disminuido considerablemente. Hoy en día son criados en granjas y, en algunos casos, son liberados cuando están en condiciones de empezar su migración.

La composición nutricional del salm?n varía según el tipo de especie. Pero en t?rminos generales, se puede decir que es una importante fuente de prote?nas, que llegan a suponer un 20% de su peso. De cada 100 grs. de salm?n 10 son grasa, por lo que es considerado un pescado graso (pescado azul).

Y debido a esa grasa su aporte cal?rico es elevado (entre 140 y 200 calorías por cada 100 grs., según la especie). Pero esta grasa contiene un alto porcentaje de ?cidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, que son beneficiosos para la tasa de colesterol sangu?nea. Sin embargo, un tercio son saturadas y contienen 90mg/100 grs. de colesterol (casi como la carne de cerdo o ternera).

Además, el salm?n también aporta cantidades importantes de vitaminas y minerales. El salm?n es un pescado muy preciado en la dieta mediterr?nea. Gracias a su excelente sabor y sus propiedades nutritivas es un ingrediente que forma parte de exquisitas recetas. Además permite ser cocinado de distintas maneras y acompa?ado de diferentes tipos de salsas.

La costumbre de consumirlo a la parrilla y marinado procede de los pa?ses escandinavos, especialmente de Suecia, donde se llama gravad lax. Tambión es frecuente encontrar en el mercado salm?n en lata, generalmente del Pac?fico. Se suele utilizar para elaborar deliciosas croquetas, ensaladas, pastel de pescado y otros platos fr?os.

Una de las formas más conocidas de consumir el salm?n es ahumado. Como todos los pescados que se someten a este proceso, es expuesto a un proceso de salmuera y desecación. Despu?s se trata con humo de madera natural que le proporciona ese sabor, aroma y textura tan peculiar. Debido a dicho proceso de salmuera el contenido en sodio del salm?n ahumado aumenta, por lo que no es aconsejable su consumo para personas que padecen hipertensión.

Por último, también sus huevos son aprovechados. Se conocen como caviar rojo o caviar del salm?n. A veces puede reemplazar al verdadero caviar, al de esturión. Pero es impropio llamar “caviar” a los huevos del salm?n, ya que este nombre hace referencia exclusivamente a los huevos de esturión.