Jubilación, ?un nuevo trabajo?

Cuando estamos años trabajando es normal que, cuando se nos acerca la hora de la jubilación, estemos deseosos de poder cogerla, de saber que se acabaron los despertadores, los trabajos, las marchas y todo lo que tiene que ver con el trabajo. Para nosotros son ya las vacaciones y es una meta que todos buscamos pero la realidad en muchos casos es otra.

Por ejemplo, si una persona ha estado trabajando toda su vida, desde los 10 años (y creedme, hay casos aún de personas con esta situación), cuando llegan los 65 y se jubilan se sienten como si no sirvieran para nada y muchos caen en una depresión porque se piensan que son unos inútiles que y que ya no pueden hacer nada cuando eso no es cierto, es algo que hay que intentar compaginar con otros nuevos trabajos, ayudar en casa, etc.

A veces las personas que se jubilan, al tener tanto tiempo libre, piensan demasiado y es por lo que se deprimen, por eso es por lo que muchos deben buscar otros objetivos, unas nuevas metas, bien por s? mismos o sintióndose útiles para otros.