Frutas Deshidratadas: alternativa saludable

Los especialistas recomiendan consumir un mínimo de cinco porciones diarias de fruta, y las deshidratadas constituyen una manera diferente de degustarla e incluirla en la alimentación.

Aunque el proceso realizado en planchas especiales elimina el agua de las frutas, se conservan todas las vitaminas, minerales, prote?nas, hidratos de carbono, sales minerales y fibra, indispensables para el organismo.

Mango, melocot?n, membrillo, papaya, pi?a, banano, manzana y pera son sólo algunas de las especies que se encuentran en esta presentación. Su forma y tamaño cambia a crujientes y dulces rodajas que pueden comerse solas o combinarse con cereal, leche, granola o yogur; agregarse a ensaladas o servirse preparadas en t? o compotas, entre otras recomendaciones culinarias.

La deshidratación de frutas es considerada una forma de aprovechar un producto perecedero para que no se desperdicie y se conserve durante todo el año y no sólo por una temporada. La consistencia de la fruta deshidratada la hace un alimento atractivo para todas las edades y una alternativa saludable que puede sustituir a las golosinas que no contienen aportes nutritivos.

Si bien resulta una opción saludable no debe abusarse de las porciones que se comen durante el día, porque se duplica el valor cal?rico aconsejado por los especialistas.

Esta opción también es vital para las personas que tienen restringidos los líquidos en su dieta, como quienes padecen de insuficiencia renal. Asimismo, se incluye en los tratamientos de recuperación de trastornos alimenticios, porque las porciones, aunque peque?as, tienen grandes beneficios para el organismo.