Dieta South Beach

Probablemente hab?is oido hablar de infinidad de nombres vinculados a dietas, la de hoy es una de las más famosas y más seguidas en el mundo. La dieta South Beach naci? de la mano del prestigioso cardi?logo americano Arthur Agatstone, esta dieta promete la pérdida de 4 a 6 kilos en las dos primeras semanas a través de la ingesta de alimentos como frutas, grano, vegetales o grasas saludables.

La dieta South Beach es una combinación de alimentos con proteinas y carbohidratos, los cuales no son ni mucho menos malos para el organismo, sino que son también necesarios. Esto se aporta mediante una dieta equilibrada, con platos que van desde las ensaladas, carnes y pescados, legumbres, arroz… y un gran n?mero de alimentos que dispone nuestra dieta mediterr?nea.

Este tipo de alimentos provoca que nuestro organismo elimine tanto el colesterol malo como los triglicéridos, dejando solo incrementar el colesterol bueno. Tambión favorece la que los niveles de insulina se mantengan en estado ?ptimo.

La dieta South beach cuenta con tres fases bien definidas:

  • Fase I: Control de la ansiedad por comer irracionalmente
  • Fase II: Introducción de los carbohidratos buenos
  • Fase III: Alimentación correcta de por vida

Estos son los tres episodios que pasaremos al realizar esta dieta a cambio conseguiremos diferentes beneficios en cada una de las fases.

Fase I: Control de la ansiedad por comer irracionalmente

En esta primera etapa de la dieta south beach tan solo tendremos prohibidos alimentos con hidratos, así pues nada de patatas, pasta, arroz, pan, postres dulces, ni bebidas alcoh?licas durante los primeros 14 días. Pero a cambio podremos saciarnos con casi 6 comidas al día y?con otros alimentos como pavo, carne, pescado, marisco, y todo tipo de vegetales. 3 comidas balanceadas al día acompa?adas si se quiere de una merienda a media ma?ana o media tarde e incluso una peque?a recena.

Esta claro que se eliminan unos alimentos pero no se pasar? hambre, ojo también con las cantidades que ingerimos, puesto que podemos comer más continuamente no hay que empapuzarse en las comidas principales.

Fase II: Introducción de los carbohidratos buenos

Llegados?a esta fase, deberíamos haber perdido unos 4 o? 6 kilos de grasa, sobre todo abdominal, si no es así el problema principalmente son las cantidades que ingerimos. Son demasiado altas. Si todo funciona correctamente habremos conseguido dos objetivos, el primero adelgazar y el segundo reducir la ansiedad por la comida y tener una rutina.

Es ahora cuando todos los alimentos prohibidos en la primera fase comenzaran a aparecer en nuestra dieta, hemos conseguido un peso equilibrado y podemos mantenerlo comiendo una dieta correcta y siguiendo el mismo h?bito que hemos adquirido en la primera fase.

Fase III: Alimentación correcta de por vida

Hemos llegado a la meta final de nuestra dieta south beach, aqui lo ?nico que haremos es mantener los buenos h?bitos de por vida, si vemos que nos engordamos un poco, podemos bajar a las fases anteriores para perder esos kilos de más.

Supongo que mucho de los que hab?is leido esta dieta estar?is frotando las manos, pero ojo la alimentación no es un juego y lo que se debe hacer es ir al medico de cabecera o bien a un nutricionista para que nos evalue el estado del organismo y por otro lado evalue si es correcta esta dieta para nosotros. Si todo confluye habr?is ganada una forma de alimentación casi completa.

VIA | Dietas
LIBRO | Arthur Agatstone

Dieta para mujeres lactantes

Por todos es sabido que, cuando se da a luz, el organismo sigue alterado debido a la producción de leche, que suele provocar algunos cambios en la madre la cual tiene que cuidarse siempre que sea necesario.

Para esas madres lactantes hoy queremos dejaros una dieta especialmente dedicada para ellas que es la siguiente:

LUNES

  • Desayuno: 1 caf? con leche, 1 rebanada de pan con aceite de oliva y 1 vaso de zumo de naranja natural.
  • Media ma?ana: 1 bocadillo de jam?n serrano y queso fresco.
  • Comida: Lentejas guisadas con zanahoria, pollo asado con tomate natural y fresas con leche.
  • Merienda: Queso fresco con miel.
  • Cena: Verduras, merluza al horno con papa asada y 1 pera.

MARTES

  • Desayuno: 1 vaso de leche con cereales de desayuno y 2 piezas de fruta.
  • Media ma?ana: 1 yogur natural con miel.
  • Comida: Arroz a la cubana (arroz, huevo y tomate), ensalada mixta (lechuga, tomate y esp?rragos, ma?z dulce) y 1 yogur natural.
  • Merienda: frutas.
  • Cena: Calabacines rebozados, salm?n a la plancha y 1 vaso de leche.

MIERCOLES

  • Desayuno: 1 caf? con leche, 6 galletas tipo ?Mar?a? y 1 zumo de frutas.
  • Media ma?ana: 1 caf? con leche.
  • Comida: Papas guisadas con carne, hojas de lechuga con queso fresco y anchoas y 1 yogur con miel.
  • Merienda: 1 bocadillo de jam?n serrano y tomate natural.
  • Cena: Acelgas con pasas y papa cocida, revuelto de ajos tiernos y mariscos tipo gamba y durazno en alm?bar.

JUEVES

  • Desayuno: 1 caf? con leche, 2 tostadas con aceite de oliva y 1 kiwi.
  • Media ma?ana: 1 yogur natural con miel.
  • Comida: Sopa de verduras y 1 pieza de fruta.
  • ?Merienda: 1 caf? con leche y 4 galletas ?Mar?a?.
  • ?Cena: Guisantes con jam?n, pescado en salsa verde y 1 pieza de fruta.

VIERNES

  • Desayuno: 1 yogur natural con cereales y 2 piezas de fruta.
  • Media ma?ana: 1 caf? con leche y 1 pan de dulce integral.
  • Comida: Lasa?a con tomate y at?n, ensalada templada (champi?ones, lechuga, jam?n) y 1 flan.
  • Merienda: frutas con yogur.
  • Cena: Sopa de verduras, nugets de pollo con zanahoria y 1 pieza de fruta.

SABADO

  • Desayuno: 1 caf? con leche, 1 rebanada de pay o pastel y 1 pieza de fruta.
  • Media ma?ana: 1 rebanada de pan con tomate y aceite.
  • Comida: Coliflor rehogada con jam?n, filetes de lomo con queso fundido y 1 yogur natural con miel.
  • Merienda: 1 caf? con leche y 4 galletas.
  • Cena: Ensalada de kiwi, nueces y manzana, tortilla de papa y 1 vaso de leche.

DOMINGO

  • Desayuno: 1 caf? con leche, 2 torrejas (rebanadas de pan, remojadas en leche y huevo, doradas en sart?n) y 1 zumo de naranja natural.
  • Media ma?ana: 1 refresco y 1 pu?ado de frutos secos.
  • Comida: Ensalada mixta, paella y un mousse de yogur con miel.
  • Merienda: Fresas con zumo de naranja.
  • Cena: habas con papa, trucha con jam?n serrano y 1 yogur natural con miel.

V?a: Dietas

Dieta de los 7 kilos

El hablar de dietas, si te digo la verdad, es algo que no me gusta mucho porque las dietas hay que cogerlas con palillos y no fiarse del todo de ellas por lo que pueda pasar. Por eso es por lo que en este caso, la dieta de la que te hablo, la dieta de los 7 kilos, es sólo para realizarla una semana, nunca más porque podemos provocarnos serios problemas en el organismo.

La dieta requiere que bebamos abundante agua durante el día (más de 2 litros de agua) y sólo podremos acompa?ar a los alimentos sal, lim?n y pimienta (nada de azúcar, en su caso edulcorante).

La dieta ser? siempre variada en base a lo que te vamos a decir a continuación pero el desayuno ser? el mismo compuesto de medio pomelo, una rebanada de pan proteico (creo que se compra en herbolarios) y una taza de t? (si no te gusta puede ser manzanilla o alguna infusión).

Los días trascurrir?n de la siguiente forma:

DIA 1: Comer todas las verduras que desee, preferentemente de hojas. Las verduras deben estar crudas y no debe olvidar beber 2 litros de agua.

DIA 2: Comer todas las frutas que desee, menos banana y uva. Prefiera el mel?n y la sandía son las que tienen menos calorías.

DIA 3: Puede comer todos los l?cteos que desee siempre y cuando sean descremados.

DIA 4: Este día puede mezclar frutas y verduras, recuerde que las verduras deben ser crudas.

DIA 5: Comer carnes rojas. Es importante que este día no se olvide de tomar de tomar al menos 1,5 litros de agua. No exceda de los 600 g de carne en el día.

DIA 6: Puede comer pollo o pescado, sin exceder los 700 g.

DIA 7: Este día queda libre y puede comer lo que desee, pero con moderación.

Dieta de los diez días

En este caso, y para situaciones importantes que debamos bajar un poco de peso, os dejo una dieta especial para utilizarse sólo durante 10 días.

La dieta de los 10 días es buena para bajar unos 4-5 kilos en ese tiempo pero no para mantenerla en el tiempo porque no es demasiado sana. Además, sólo es recomendable para gente que goza de buena salud y se puede llevar a cabo como una forma de limpiar nuestro organismo.

La dieta sigue el siguiente patr?n:

Día 1: Solo frutas.
Día 2: Solo verduras.
Día 3: Solo l?cteos.
Día 4, 5 y 6: Solo pescado o pollo.
Día y 8: Solo carne, pollo o pescado.
Día 9 y 10: Solo arroz integral o lentejas.

Hay que tener en cuenta que se puede comer lo que queramos pero siempre de lo que tenemos estipulado en el día en el que estemos. Además, el agua nunca debe faltar porque es necesaria para no deshidratarnos.

A partir del cuarto día, si tenemos demasiada hambre, podemos acompa?ar a la dieta un yogurt o un caldo de sopa pero no debemos abusar e intentar seguir la dieta a raja tabla para obtener buenos resultados.

Dieta del grupo sangu?neo

La verdad es que he o?do hablar de muchos tipos de dietas pero esta se lleva la palma porque jamás la había o?do hablar y además me parece muy rara pero nada, ah? la dejo para que opin?is sobre ella.

La dieta del grupo sangu?neo esté formulada por un médico llamado D’Amato quien formul? las siguientes conclusiones:

  • Las personas con sangre del grupo A, según D?Amato, deben evitar la carne y los l?cteos.
  • Las personas del grupo sangu?neo B, no deberían comer ma?z, lentejas o trigo.
  • Si tienes el grupo 0, también debes dejar a un lado el ma?z, el trigo y los l?cteos.
  • El grupo sangu?neo AB, deben reducir la carne, el ma?z y el trigo.

No s? si ser? verdad o no pero desde luego la gente inventa muchas cosas para probar alguna dieta que realmente le venga bien porque no entiendo cómo tener la sangre de un tipo o de otro puede ayudar (salvo que se diga que realmente es porque el tipo de sangre reacciona en según qué alimentos).

De momento no hay resultados, ni a favor ni en contra de esta dieta así que ten cuidado con ella si la usas.

Lugares que perjudican la dieta

Te compartimos las 20 estrategias básicas de los expertos en nutrición, para seguir adelgazando en cada escenario:

En casa

1. Calma tu hambre. Antes de comer, t?mate medio vaso de yogurt, de jugo de tomate o una zanahoria, para no lanzarte desesperada hacia cualquier alimento.

2. Adereza con moderación. Evita servirte continuamente raciones ligeras de aderezo y evita las grandes salseras que con sólo verlas se antoja vaciarlas.

3. No te prives de su plato favorito. Disfruta de cantidades peque?as de lo que se te antoja, porque prohib?rtelo puede desembocar en unas ansias intensas de comer.

4. No te acabes el plato. Frecuentemente el hambre se acaba mucho antes que la comida. Si ya no tienes hambre deja la comida en el plato, tu organismo te lo agradecer?.

5.?No comas hasta estallar. De peque?a quedabas llena al levantarte de la mesa, pero no debes seguir hacióndolo, debes levantarte solamente satisfecha.

En el trabajo

7. Come entre horas. Evita un hambre que te haga excederte con la comida, tomando a media ma?ana y a media tarde unas galletas integrales, un l?cteo o una pieza de fruta.

8. Evita comer en tu escritorio. Cambia de lugar y de vista y come relajadamente, porque la computadora, el tel?fono y los papeles te asegurar?n una indigestión.

9. Antes de comer, tranquil?zate. Si tu trabajo es estresante, con la mente acelerada devorar?s la comida y sentir?s un nudo en el estémago. Espera unos minutos y rel?jate.

10. Planea un men? variado. Aunque el s?ndwich y el jugo sean saludables, no debes comer lo mismo todos los días. Tambión consume frutas, verduras, l?cteos y grasas.

En el restaurante

12. Evita las grasas. Un pescado a la plancha o al vapor siempre es más saludable que uno frito o con aderezos. Pregunta cómo preparan cualquier plato antes de pedirlo.

13. Las verduras y pescados no siempre son ligeros. Las verduras salteadas o los pescados ahogados en salsa pueden ser tan potentes como un guiso.

14. Pide fuera del men?. Si sólo quieres pasta y las del men? tienen mucha grasa, pide una pasta hervida y un poco de aceite de oliva para sazonarla a tu gusto.

15. Vigila los ingredientes. Los buffets tienen un amplio surtido de ensaladas, ideales para seguir tu r?gimen al pie de la letra. Pero debes evitar las ensaladas con salsas o aceite.

Las ensaladas en el Men? de cada d

?

El verano, el tiempo de los calores, es un momento en el que muchas personas?deben tener una?alimentación que?al consumirse?suministre los nutrientes imprescindibles. Si estos nutrientes no están presentes corremos el riesgo de tener problemas como sequedad de la piel, ca?da del pelo, sensación de cansancio o incluso problemas de desequilibrio nervioso como estados de mal humor o falta de vitalidad.

Es por ello que debemos incluir las ensaladas en nuestra alimentación de cada día. ?Por qué? Veamos :

Hidratan y refrescan. M?s del 90% de la composición de las hortalizas, base de las ensaladas es agua. Comer ensalada es una forma sencilla y rápida de hidratar el cuerpo en los días calurosos.

Dan vitalidad. Los vegetales son fuente excelente de vitaminas que regulan m?ltiples procesos org?nicos, como el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Depuran el organismo. La acción depurativa, desintoxicante y diur?tica de las ensaladas se debe al alto contenido de agua, la riqueza en potasio, al bajo aporte de sodio de los vegetales que las componen, así como a la presencia de aceites esenciales que dilatan los vasos renales. As?, comer ensaladas cada día contribuye a eliminar el exceso de líquidos y resulta beneficioso en caso de hipertensión, retención de líquidos y oliguria (producción escasa de orina).

Protegen la piel. Los rayos solares son los principales agresores para la piel y una de las causas del envejecimiento y del desarrollo de melanomas. A través de variadas ensaladas aportamos los nutrientes básicos para mantener la piel en perfecto estado. Las hortalizas de llamativos colores (zanahoria, remolacha, pimientos, tomate, col lombarda, lechuga lollo rojo?) aportan beta-caroteno que se transforma en vitamina A, que renueva la piel y las mucosas y vitamina C, que mejora la producción de col?geno, una prote?na que mantiene la piel tersa y sin arrugas.

Regulan la función intestinal. Por la riqueza en fibra de los vegetales, una ensalada resulta laxante, por lo que previenen o mejora el estre?imiento. Además, la fibra contribuye a reducir el colesterol en sangre y al buen control de la glucemia (niveles de azúcar en sangre), beneficioso en caso de hipercolesterolemia y diabetes.

Aportan pocas calorías. Muy adecuadas para todas las personas, y especialmente para quienes siguen una dieta de adelgazamiento, eso s?, sin abusar de los ali?os. Además, comenzar la comida con una ensalada, sacia y reduce el apetito, lo que interesa en estas circunstancias.

Adelgace con las Judías Verdes

La judía verde pertenece a la familia de las Fab?ceas y aunque pertenezca a la familia de las legumbres, se consume como una verdura. Una vez maduras, las vainas pierden su valor nutritivo y entonces es cuando se aprovechan las semillas (judía blanca, judía seca, alubias?) y se consume como una legumbre.

Hay muchos tipos de judías. Las más conocidas son: a) la judía de enrame, de vaina gruesa y aplanada. Crece muy alto y sus ramas se sujetan con varillas, y b) Judías enanas: de vaina redondeada y estrecha. Sus matas son bajas.

En todas las ?pocas del año encontramos judías verdes en los mercados pero el mejor momento de consumirlas es durante los meses de primavera y verano.? Es un alimento ideal para dietas porque su valor energ?tico es muy bajo (30 Kcal/100 g), debido a su reducido contenido de hidratos de carbono y a su elevad?simo porcentaje en agua (90%). Las judías verdes aportan f?sforo y potasio, y son ricas en iodo, magnesio y pobres en sodio.

Asimismo son buena fuente de vitaminas como el ?cido f?lico, vitamina C y de otras sustancias no nutritivas, como los carotenoides, que tienen una acción antioxidante. Las vainas contienen fibra (lignina no digerible en los hilos) y celulosa, por lo que siempre es necesario cocerlas para su consumo, eliminando previamente los hilos.

Men?s para el Verano

Durante el verano el cuerpo humano necesita alimentos con mucho líquido para hidratar nuestras c?lulas de forma continua. Los vegetales y su aporte de vitaminas nos permiten sacar partido de la gran cantidad de sol que disfrutamos estando más tiempo al aire libre, la playa… e incrementando nuestras defensas frente a los excesos veraniegos.

Además, una dieta de men?s sanos a base de vegetales y frutas de temporada ayudar? a controlar el peso. Es por ello que le presentamos esta receta que rinde para 4 porciones, y te aporta al organismo unas 165 calorías por porción. Su tiempo de preparación es de 20 mn, y el de cocción es de 10 minutos. Tiene una dificultad baja.

Por ejemplo, ?qué te parecen unas brochetas con trocitos de manzana y pl?tano rociados con un poco de zumo de lim?n y ligeramente caramelizados? Prep?ralos como se indica en la receta, después de ensartarlos en los pinchos.

INGREDIENTES:

2 cucharaditas de t? (tipo earl grey)
1 naranja
1 lim?n
2 melocotones
2 peras
10g de mantequilla
100g de azúcar
Unas hojitas de menta

PREPARACION:

Repara la infusión: Lleva a ebullición 3 vasitos de agua. Retira el cazo del fuego, a?ade el t?, d?jalo en infusión 5 mn y luego cu?lalo. Corta los melocotones por la mitad y quétales el hueso. P?lalos, p?rtelos en dados y res?rvalos.
Rehoga la fruta: Pela las peras; quita los tallos y los corazones y c?rtalas en dados. Exprime el lim?n y ri?galas con el zumo. Funde la mantequilla en una sart?n y rehoga la fruta 2 mn a fuego suave.
Exprime la naranja: Espolvor?ala con 50 g de azúcar, remueve y prosigue la cocción, a fuego medio, 5 mn. Cuando la fruta esté tierna y ligeramente caramelizada, d?jala enfriar. Lava, seca y exprime la naranja; corta en juliana fina un trozo de la c?scara.
Decora el postre: A?ade el resto del azúcar al t?. Hi?rvelo hasta reducirlo a la mitad, m?zclalo con el zumo de naranja y d?jalo 45 mn en la nevera. Sirve la fruta regada con el t? y decorada con la c?scara en juliana y la menta.

La Obesidad en los Ni?os

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y el sobrepeso han alcanzado caracteres de epidemia a nivel mundial. Las cifras asustan. M?s de mil millones de personas adultas tienen sobrepeso y, de ellas, al menos 300 millones son obesas.

Pero, ?Qué es la obesidad? Se trata de la acumulación excesiva de grasa corporal, especialmente en el tejido adiposo, y que se puede percibir por el aumento del peso corporal cuando alcanza 20% a más del peso ideal según la edad, la talla, y sexo de la persona en cuestión.

Para calcular el peso ideal de un ni?o entre 2 y 5 años de edad, aunque de forma apenas aproximada, hay que multiplicar la edad en años por dos más ocho. Ejemplo: para saber cuánto debe pesar, en media, un ni?o de cinco años, multiplica la edad (5) por 2 y suma 8. Es decir, 5×2+8=18kg. Insisto que este método no es exacto. Se trata de apenas una ilustración. Lo cierto es consultar y considerar lo que diga el pediatra del ni?o.

Para muchas familias, el tener un hijo gordito, mofletudo, y lleno de pliegues es todo un logro, una se?al de que el ni?o esté bien, fuerte, y lleno de salud. Pero los expertos en nutrición infantil no piensan igual. Y van a más: dicen que estas familias están muy equivocadas. Lo que importa no es que el ni?o esté gordo o delgado. Lo que interesa es que el ni?o esté sano.

Y es ah? donde quer?amos llegar.?La obesidad infantil?es ya?una enfermedad emergente. Tanto en Europa como en Estados Unidos, desde los años noventa hasta hoy, la incidencia de la obesidad infantil se ha duplicado. España se ha convertido en el cuarto pa?s de la Unión Europea con mayor n?mero de ni?os con problemas de sobrepeso, presentando un cuadro de obesidad en un 16,1% entre menores de 6 a 12 años de edad.

Entonces, ¿Qué y cuánto debe comer un ni?o? No existe una cantidad exacta de comida a que debe consumir un ni?o. Cada ni?o es un mundo distinto, y sus deseos y necesidades son diferentes. En raz?n de eso, es el ni?o el que puede decir, con exactitud, cuánto puede comer. Y no se puede obligarle a que coma más. Ni por las buenas ni por las malas. Normalmente, los ni?os comen más que las ni?as, pero en cuestión de apetito no se puede generalizar.