Cuidado de los Pies

El verano es la ?poca del año en la que más mostramos los pies. Ahora nos preocupamos más que nunca de cuidarlos y protegerlos. Hay que tener en cuenta que los pies soportan nuestro peso, largas horas de pie o caminando, deportes intensos, zapatos que aprietan, entre otros factores.

Y si no están bien cuidados comenzamos a pisar mal y a tener reflejos de molestias en otras partes del cuerpo. la piel se vuelve ?spera y rugosa, llegando incluso a formarse callosidades en los dedos y fisuras y grietas en el tal?n y la planta.

Y tanto en verano como en invierno, se vean o no, los pies han de cuidarse siempre. Esto no quiere decir que tengamos que pasar mucho tiempo en su cuidado, sino ser constantes, mantener una buena higiene y aplicar un producto de cuidado adaptado a nuestras necesidades.

¿Qué hacer? Le brindamos algunos consejos para ayudar a mantener los pies sanos en esta temporada :

1. No ignore el dolor de pies, no es normal. Si persiste el dolor, consulte a un pod?logo o a su médico.

2. Examine sus pies regularmente. Preste atención a los cambios en el color y la temperatura de sus pies. Busque el aumento de grosor o cambio de color de sus u?as (puede ser una se?al del desarrollo de hongos), controle las grietas o cortes de la piel. El desprendimiento o pelado de la piel en la planta de los pies o entre los dedos podráa indicar la existencia de hongos (pie de atleta) Ning?n engrosamiento en la piel del pie se considera normal.

3. L?vese los pies regularmente, especialmente entre los dedos y aseg?rese de secarlos totalmente.

4. Corte las u?as de los dedos de los pies de forma recta, pero no demasiado cortas, especialmente las esquinas; puede conducir a que las u?as se deformen clav?ndose y produciendo heridas. Las personas con diabetes o problemas circulatorios deben extremar los cuidados porque son más propensas a la infección.

5. Cerci?rese de que sus zapatos son los adecuados para sus pies. Compre los zapatos hacia el final del día en que los pies tienden a estar mas dilatados. Cambie de zapatos cuanto antes si estos están ya muy desgastados o deformados.

6. Seleccione el zapato adecuado para la actividad que va a realizar con ?l (es decir para trabajar, correr, etc.).

7. Utilice mas de un par de zapatos y alterne su uso, no utilice los mismos todos los días.

8. Es bueno caminar sin zapatos pero no descalzo porque sus pies tendr?n más riesgo de lesión y de infección. En la playa o cuando este expuesto al sol utilice siempre protector solar en sus pies como en el resto de su cuerpo.

9. Sea cauteloso al usar remedios caseros para las dolencias del pie; el autotratamiento puede dar lugar a menudo a un problema de mayor importancia que el que se pretendía tratar.

10. Si usted es una persona con diabetes es vital que visite a un pod?logo por lo menos una vez al año para un chequeo.