Precauciones para Tomar el Sol en Verano

Que el sol es da?ino para la piel es algo que todos ya saben. La exposición prolongada a los Rayos UV puede causar quemaduras y aumenta el riesgo de que la piel sufra c?ncer o envejecimiento prematuro.

Muchos no pueden resistir la tentación de echarse al sol para adquirir un bronceado fascinante. Pero debe tener en cuenta también el golpe de calor, es muy importante la hidratación y nutrición, y así poder lograr unas vacaciones especialmente placenteras.

S?lo así la piel lucir? un tono perfecto, no estar? deshidratada y, lo más importante, es que se mantendr? lisa y tersa por más tiempo. Los expertos recomiendan no apresurarse con el bronceado, consumir líquidos sin tener sed, ingerir frutas y verduras, no exponerse al sol de 10 a 16 horas, lento pero seguro es la premisa.

Aunque sea impaciente debe usar un bronceador con un factor alto, según su piel, y dejarse tostar lentamente. Evite quedar como un cangrejo la primera vez que tome sol. No olvide que en la cara siempre se debe ocupar una crema con mayor protección solar.

Recomendaciones a la hora de tomar sol:

  • Evitar la exposición innecesaria de 10 AM a 16 PM
  • ?Aplicar el bronceador entre 15 y 30 minutos antes de exponerse al sol.
  • Reaplicarlo después de 2 horas de exposición contin?a al sol o después de ba?arse.
  • Usar bronceadores diariamente si se esté expuesto al sol más de 20 minutos al día durante las horas de mayor intensidad de radiación.
  • Prestar especial atención a la cara, orejas, manos y región del escote. No olvide proteger también los labios.
  • Cuidado, ciertos medicamentos aumentan la sensibilidad al sol.
  • No se enga?e. En los días nublados también deben usarse bronceador.
  • En lo posible usar sombrero y lentes de sol.
  • Si aparece un lunar o mancha en la piel y ?sta cambia de color, de forma, pica, duele o sangra, consulte a un dermat?logo.

Vitaminas para el Verano

A medida que se acerca el verano aumentan los cuidados que requiere la dermis, ya que los rayos solares son los mayores agresores de nuestra piel y el principal factor de su envejecimiento. Una alimentación equilibrada y una buena hidratación protegen nuestra piel.

Si se sigue una dieta que asegure el aporte correcto de todos los nutrientes básicos, podremos mantenerla en perfecto estado de salud, siempre y cuando no la sometamos después a baños de sol intenso sin ning?n tipo de protección.

La vitamina A ejerce un papel esencial en la renovación de la piel y de las mucosas. Se encuentra en los alimentos de origen animal: h?gado, grasas l?cteas, huevo, l?cteos completos y en forma de beta-carotenos (el organismo los transforma en vitamina A cuando lo necesita) en las verduras de hoja verde y de coloración rojo-anaranjado-amarillento (zanahoria, tomate?) y en ciertas frutas (albaricoques, cerezas, mel?n y melocot?n?).

La vitamina E act?a evitando la acumulación de radicales libres (acción antioxidante) que en verano aumentan por la acción de los rayos solares y provocan las denominadas manchas de envejecimiento. Encontramos buena cantidad de vitamina E en el aceite de germen de trigo, aceite de soja, cereales de grano entero, aceites de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos.

La vitamina C o ?cido asc?rbico es también un antioxidante. Además, mejora la producción de col?geno, una prote?na que mantiene la piel tersa y sin arrugas. La mejor forma de incorporar esta vitamina es a través de frutas y verduras, frescas y crudas. Abunda en alimentos de temporada como kiwi, mel?n, fresas, moras, pimientos o tomate.

Las vitaminas del grupo B act?an sobre el estado de la piel, cabello, mucosas e intervienen en los procesos de renovación celular, entre otras funciones. Aparecen en la mayoría de alimentos de origen vegetal (verduras, fruta fresca, frutos secos, cereales, legumbres) y en los de origen animal (carne y v?sceras, pescado y marisco, huevos y en los productos l?cteos). Se debe prestar especial atención al ?cido f?lico, que encontraremos mayoritariamente en la verdura de hoja verde, legumbres verdes, frutas, cereales de desayuno enriquecidos e h?gado.

El selenio es un mineral con acción antioxidante, relacionado con un menor riesgo de aparición de ciertos tumores, entre ellos el de piel. Se encuentra en carne, pescado, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras.

El cinc favorece la formación de nuevas prote?nas (renovación celular) y el buen estado de la piel y las mucosas (tonicidad y elasticidad de la piel). Abunda en carnes, v?sceras, pescado, huevos, cereales completos y legumbres.

Eliminar Manchas de la Piel

Las manchas cutáneas tienen sus días contados. Es posible eliminarlas con cremas pero la combinación de diferentes tratamientos médico-estéticos de última generación son la solución más efectiva. Y es que las manchas aparecen sin previo aviso -normalmente después del verano, no solo por una excesiva exposición solar, sino por un complejo proceso biol?gico en el que influyen factores como el sol, la edad y los radicales libres.

Debe saber que la melanina que da color a la piel es de dos tipo: eumelanina, de color negro, y phaeomelanina, de color amarillo. La proporción entre ambas determina la aparición de manchas. Ante esto, hay productos que eliminan las manchas como el MELA-D de La Roche Posay, que es un tratamiento despigmentante de día para el rostro y el escote.

Con Acido K?jico, Mexoryl XL y LHA consigue limitar la producción de melanina y mejorar su distribución SPF15. Cl?nicamente probado para fomentar la uniformidad del rostro. Mela-D reduce la intensidad de las manchas oscuras desde el 2? mes de aplicación diaria. Despu?s del 4? mes, la intensidad de las manchas reducción en un 30 % con respecto al color inicial sin dejar marcas blancas. La pigmentación de la piel se vuelve constante. Muy bien tolerado. Tambión tiene un efecto relleno e hidratante

Cuidados en el Verano

Que el sol es da?ino para la piel es algo que todos ya saben. La exposición prolongada a los rayos UV puede causar quemaduras y aumenta el riesgo de que la piel sufra c?ncer o envejecimiento prematuro.

Muchos no pueden resistir la tentación de echarse al sol para adquirir un bronceado fascinante. Pero debe tener en cuenta también el golpe de calor, es muy importante la hidratación y nutrición, y así poder lograr unas vacaciones especialmente placenteras. Por eso hay que tomar las debidas precauciones, v?lidas tanto para mujeres como para hombres.

Los expertos recomiendan no apresurarse con el bronceado, consumir líquidos sin tener sed, ingerir frutas y verduras, no exponerse al sol de 10 a 16 hs., lento pero seguro es la premisa. Aunque sea impaciente debe usar un bronceador con un factor alto, según su piel, y dejarse tostar lentamente. Evite quedar como un cangrejo la primera vez que tome sol. No olvide que en la cara siempre se debe ocupar una crema con mayor protección solar.

Deben tener en cuenta que si no tomamos las precauciones necesarias comenzaremos a sentirnos mal y ah? es cuando tenemos que saber como actuar y cuales son los s?ntomas que nos avisan que algo anda mal en nuestro organismo.

Por ejemplo; dolor de cabeza; v?rtigos; n?useas; confusión; convulsiones y pérdida de conciencia; piel enrojecida, caliente y seca; respiración y pulso d?bil, y elevada temperatura corporal, son los s?ntomas que trae el golpe de calor y la deshidratación, ante estos s?ntomas es recomendable irse a la sombra, mojarse, beber agua fresca, mejor si es con un poco de sal y de inmediato llamar al médico.

Algunas recomendaciones a la hora de tomar sol:

  • Evitar la exposición innecesaria de 10 AM a 16 PM
  • Aplicar el bronceador entre 15 y 30 minutos antes de exponerse al sol.
  • Reaplicarlo después de 2 horas de exposición contin?a al sol o después de ba?arse.
  • Usar bronceadores diariamente si se esté expuesto al sol más de 20 minutos al día durante las horas de mayor intensidad de radiación.
  • Prestar especial atención a la cara, orejas, manos y región del escote. No olvide proteger también los labios.
  • En lo posible usar sombrero y lentes de sol.

Cuidados de la Piel en la Playa

Hay que tener en cuenta que en esta calurosa temporada veraniega el?mayor riesgo es la del c?ncer a la piel y envejecimiento prematuro. El echo de que el calor deshidrate más rápido la piel y de que la sudoración aumente la humedad, volvióndola más proclive a infecciones, hace que esta temporada del año los cuidados de nuestra piel sean mucho más exhaustivos

En este sentido, debemos elegir bien la protección para nuestra piel.? No todos tenemos la misma cantidad de melanina en la piel, que es un escudo bastante eficaz contra los rayos solares y en contacto con ellos reacciona produciendo ese precioso color tostado. As? que dependiendo de la cantidad de melanina de nuestra piel deberemos elegir nuestro protector solar.

– Pieles muy claras: Este tipo de piel apenas cuenta con melanina, por lo que no se broncea, solo se pone roja y se quema, estos tipos de piel deben evitar el sol directo y usar protectores totales. Si este es tu tipo de piel elige protectores con ?ndice 60 ? superior.

– Pieles claras: Cuentan con poca melanina y a pesar de que se broncean, se queman muy fácilmente, si este es tu tipo de piel, evita la exposición continuada y usa factores de protección altos, del orden de 45.

– Pieles doradas: Tiene abundancia de melanina y se broncea de forma correcta, aunque también puede llegar a quemarse si no se cuida como debe, si tu piel es de este tipo, usa factores de protección medios en torno del 20.

– Pieles morenas: De fácil bronceado porque tiene mucha cantidad de melanina en su piel, aún así debemos protegernos de los componentes perjudiciales de los rayos solares, como pueden ser los ultravioletas B y A, para ello puedes usar un factor protector sobre el 10.