Limpieza de Cutis

Sea cual sea el tipo de piel, la limpieza cotidiana es imprescindible para la efectividad de cualquier tratamiento, ya que una piel limpia es más receptiva a los productos cosméticos.

La limpieza del rostro es imprescindible tanto si se utiliza maquillaje como si se va con la cara lavada: por la noche para eliminar los restos de maquillaje o de polución que se han acumulado sobre la piel lo largo del día y por la ma?ana, para suprimir el exceso de sebo segregado durante la noche.

Para realizar la limpieza de la piel, los movimientos deben ser siempre suaves sin frotar con energía. La efectividad de un desmaquillante se comprueba de inmediato. Y un de los productos son las aguas micelas.

Es un agua capaz de limpiar y tonificar la piel en un minuto y sin necesidad de aclarar. Gracias a su composición?? molecular en micelas, que son las uniones más peque?as existentes en un líquido, arrastran con efectividad cualquier tipo de impureza: maquillaje, suciedad ambiental, piel muerta, etc, sin penetrar dentro de la piel por lo que resultan totalmente inocuas.

Para quitar el maquillaje sin utilizar el agua lo mejor es depositar una peque?a cantidad del producto en la palma de la mano, extenderlo sobre la cara con un ligero masaje circular y a continuación retirar el excedente con un pa?uelo de papel o un disco de algod?n.

Y para desmaquillar con agua, hay que humedecer ligeramente la cara, aplicar el producto con las manos extendióndolo suavemente y dejarlo actuar sobre la piel unos segundos; después enjuagar y secar inmediatamente.

Tambión existen brochas especialmente adaptadas para desmaquillarse y constituyen un buen elemento para hacer una buena limpieza porque sus pelos reparten el mejor producto, despegan las c?lulas muertas de la superficie de la piel y estimulan la circulación.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *