La Hidratación del Cuerpo en el Verano

El mar, el cloro, la arena, el viento y el sol son los enemigos que atacan la belleza y salud de nuestro pelo y nuestra piel.?Y es que en esta temporada?es la ?poca en la que más nos exponemos al sol, donde buscamos estar bronceadas y donde la mayoría de las actividades que realizamos son al aire libre. Por eso, más que nunca, es tiempo de cuidarnos.

Por ejemplo, el sol, el agua con cloro o de mar, el viento y la arena da?an nuestra piel y nuestro pelo deshidrat?ndolos. Las consecuencias no son alentadoras: pelo opaco, seco y con las puntas quebradizas, y una piel que pierde agua, su componente esencial.

Mantenernos hidratadas es vital para nuestras vidas. Entre el 50 y el 60% de nuestro peso esté compuesto por agua. Este porcentaje debe mantenerse constante frente a todas las situaciones que tiendan a alterarlo. Durante el verano, la piel esté muy propensa a la deshidratación.

El sol es uno de los agentes más da?inos y de ?l recibimos los rayos infrarrojos, que son los que producen calor y deshidratación, y los ultravioletas, que modifican la estructura de la piel. La modifican porque atacan al col?geno, encargado de retener agua, y al deteriorarse, hace que la piel se reseque. Y con esto viene el envejecimiento.

Para prevenir la deshidratación, es imprescindible tomar ciertos recaudos como ingerir abundante líquido y cuidar la piel con productos determinados que la mantengan sana y con la humedad necesaria. De igual modo, para proteger la piel, debemos utilizar productos que incluyan en sus f?rmulas antioxidantes como las vitaminas A, C y E, coenzima Q10, hidrolizado de col?geno, aceite de oliva, caviar, ADN polimerizado, oro y cobre, con un gran potencial reparador y antiinflamatorio.

Estos tratamientos actuar?n contra los radicales libres que maltratan la dermis y la epidermis durante la exposición solar. Podemos encontrar estos activos en diferentes veh?culos, como geles y soluciones (especiales para pieles grasas), y cremas más emolientes (recomendadas para pieles secas).

A la hora de exponerse al sol, debemos hacerlo aplicando previamente ciertos recaudos. Media hora antes de salir a la playa o a la pileta debemos aplicar primero, con la piel limpia, el producto diario de tratamiento para cada piel ?una crema hidratante o anti age, por ejemplo? y luego la pantalla solar. Debemos reiterar el uso de la pantalla cada dos horas y después de sumergirnos.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *