La Hidratación después del Ejercicio Físico

Una buena hidratación luego de realizar actividades físicas moderadas o importantes es fundamental para recuperar tus reservas de líquidos y evitar así males mayores. Ahora bien, la hidratación varía según la actividad que estemos realizando, de nuestro estado físico o de cómo hayamos sudado durante la actividad.

Cuando comenzamos una actividad física luego de un largo periodo de actividad (hablemos de meses o años) nuestro cuerpo rápidamente comienza a transpirar y a sudorizar de manera constante y hasta por demás, es ah? cuando no sólo debemos hidratarnos sino que también lo debemos hacer con bebidas que contengan sales minerales para evitar así mareos o situaciones incomodas.

Cuando ya entremos en rutinas semanales o mensuales, veremos que nuestra sudoración comienza a bajar y es allí en donde nuestro cuerpo sólo necesita agua para volver a recuperar lo transpirado.

La hidratación que recibas no debe ser de golpe, no sirve de nada no tomar líquido y al terminar la actividad tomarnos 2 litros de agua, lo ideal es ir tomando de 15 en 15 minutos (durante 2 a 4 horas). Cuando ya nuestro cuerpo se vaya acostumbrando al ejercicio podemos pasar a hidratarnos ración a los 30 minutos.

Por último, lo ideal es que luego de realizar la actividad física, ingieras en las horas siguientes leche desnatada o semi-desnatada para reforzar a tu organismo.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *