Gazpacho y Sopa Fr?a para el Verano

El cambio de temperaturas que supone la llegada del verano exige modificar ligeramente nuestra dieta, para adaptarla a nuevas necesidades nutritivas. Una alimentación sana y equilibrada es fácilmente compatible con el sol y el calor si seguimos una serie de pautas básicas. Y es que el efecto inmediato del calor es la deshidratación del organismo.

La subida del mercurio de los term?metros exige, principalmente, una dieta con alto contenido en agua y fibra, que permita mantener nuestro cuerpo hidratado, limpio y nutrido.? Es por ello que se aconseja la ingestión de Gazpachos y sopas frías

Debes saber que una de las platos preferidos de la gastronom?a española es el gazpacho. Este sabroso plato elaborado con hortalizas (tomate, pepino, pimiento) y aceite de oliva integra en s? todas las necesidades nutritivas del verano: es alimenticio, ligero, hidratante y muy rico en vitaminas. Además, es cardiosaludable y uno de los mejores exponentes de nuestra alabada dieta mediterr?nea.

Para sustituir el gazpacho siempre podemos elegir sabrosas sopas frías, cremas y otra serie de especialidades culinarias que combinan un alto valor nutritivo con las necesidades de agua que exigen las altas temperaturas: dos exquisiteces id?neas para el verano son el ajoblanco malague?o (abstenerse personas que realicen dietas de adelgazamiento) o la vichyssoise

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *