Cuidados en el Verano

Que el sol es da?ino para la piel es algo que todos ya saben. La exposición prolongada a los rayos UV puede causar quemaduras y aumenta el riesgo de que la piel sufra c?ncer o envejecimiento prematuro.

Muchos no pueden resistir la tentación de echarse al sol para adquirir un bronceado fascinante. Pero debe tener en cuenta también el golpe de calor, es muy importante la hidratación y nutrición, y así poder lograr unas vacaciones especialmente placenteras. Por eso hay que tomar las debidas precauciones, v?lidas tanto para mujeres como para hombres.

Los expertos recomiendan no apresurarse con el bronceado, consumir líquidos sin tener sed, ingerir frutas y verduras, no exponerse al sol de 10 a 16 hs., lento pero seguro es la premisa. Aunque sea impaciente debe usar un bronceador con un factor alto, según su piel, y dejarse tostar lentamente. Evite quedar como un cangrejo la primera vez que tome sol. No olvide que en la cara siempre se debe ocupar una crema con mayor protección solar.

Deben tener en cuenta que si no tomamos las precauciones necesarias comenzaremos a sentirnos mal y ah? es cuando tenemos que saber como actuar y cuales son los s?ntomas que nos avisan que algo anda mal en nuestro organismo.

Por ejemplo; dolor de cabeza; v?rtigos; n?useas; confusión; convulsiones y pérdida de conciencia; piel enrojecida, caliente y seca; respiración y pulso d?bil, y elevada temperatura corporal, son los s?ntomas que trae el golpe de calor y la deshidratación, ante estos s?ntomas es recomendable irse a la sombra, mojarse, beber agua fresca, mejor si es con un poco de sal y de inmediato llamar al médico.

Algunas recomendaciones a la hora de tomar sol:

  • Evitar la exposición innecesaria de 10 AM a 16 PM
  • Aplicar el bronceador entre 15 y 30 minutos antes de exponerse al sol.
  • Reaplicarlo después de 2 horas de exposición contin?a al sol o después de ba?arse.
  • Usar bronceadores diariamente si se esté expuesto al sol más de 20 minutos al día durante las horas de mayor intensidad de radiación.
  • Prestar especial atención a la cara, orejas, manos y región del escote. No olvide proteger también los labios.
  • En lo posible usar sombrero y lentes de sol.
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *